El campo respondió a la amenaza de suba de retenciones: “Enervan a nuestros productores, generan preocupación y acrecientan la grieta”

En una semana donde el Gobierno avanzó con medidas para controlar las ventas al exterior de carnes, leche y granos, este viernes la Secretaria de Comercio Interior, Paula Español, sumó más tensión a la relación con el campo tras reconocer una vez más en declaraciones radiales que se está en estudio un aumento de las retenciones a las exportaciones del agro.

“El aumento de retenciones está en análisis. Para desacoplar los precios de exportación del precio doméstico hay que tomar medidas como los cupos, las retenciones o las declaraciones juradas”, aseguró la funcionaria en declaraciones a la radio El Destape. Desde el campo sostienen que la incidencia del precio de los granos en los valores finales de los alimentos, no supera el 20%.

En la realidad, si el Gobierno decidiera aumentar las retenciones sin el aval del Congreso de la Nación, mucho no se podría hacer, ya que la Ley de Emergencia Económica aprobada en diciembre de 2019, impuso hasta el 31 de diciembre del presente año topes del 33% a las retenciones de la soja, que hoy se encuentran en esos niveles, y del 15% para el trigo y el maíz, cuando actualmente tributan un 12%.

El presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO) Carlos Iannizzotto, se preguntó desde su cuenta personal de Twitter, tras las afirmaciones de Paula Español: “¿Nuevamente declaraciones de este tenor?”, y agregó: “Estos dichos intempestivos, enervan a nuestros productores, generan preocupación y acrecientan la grieta. Pero ya sabemos que el Kirchnerismo apela a ese doble discurso de amenaza que dista de la política de diálogo que predica nuestra entidad”.

Además, se mostró en contra de las medidas que ha adoptado el Gobierno esta semana en torno a las exportaciones: “Hemos planteado nuestra disconformidad por tomar medidas unilaterales, no consensuadas, y el kirchnerismo sigue con políticas intervencionistas, con tono provocativo y sin buscar una política productiva, que aliente el trabajo y el empleo”.

A su vez, el presidente de Coninagro se mostró a favor de los controles para combatir la evasión y lograr una transparencia de la cadena, pero agregó: “Previamente tiene que haber una política de alentar la producción, porque sino se desvirtúa y encontramos un Gobierno intervencionista y arbitrario, e inclusive se contradicen entre los funcionaros. Tampoco apelan al diálogo y al consenso. Es el autoritarismo del Estado que se siente dueño de la verdad”.

Jorge Chemes, presidente de CRA. Jorge Chemes, presidente de CRA.

Por su parte, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, dijo a este medio: “Actitudes como las de la Secretaria de Comercio Interior son las que no generan la confianza necesaria para que cualquier medida funcione. La desconfianza atenta contra lo que podamos acordar y llevar adelante para cualquier proyecto. Y de estos temas hablamos ayer con el ministro Luis Basterra y el Secretario de Agricultura”.

Las declaraciones de la Secretaria de Comercio Interior surgieron a menos de 24 hs de la reunión que el ministro de Agricultura, Luis Basterra, y el Secretario de Agricultura, Jorge Solmi, mantuvieron ayer a última hora de manera virtual con los dirigentes de la Mesa de Enlace, que el pasado martes declararon el estado de alerta luego de la creación del nuevo registro de exportaciones de carnes y más requisitos para los exportadores de carne vacuna, y también de lácteos y granos.

En esa reunión, el titular de la cartera agropecuaria, que siempre ha mostrado voluntad de diálogo con el sector agropecuario, aclaró que las resoluciones que se aplicaron esta semana en conjunto con otras áreas de Gobierno, no tienen como objetivo ocasionar problemas en la relación de la Argentina con el mercado internacional y si buscan un ordenamiento de la cadena comercial. Pero del tema retenciones no se habló en el encuentro.

Hay que recordar que el ministro en los últimos tiempos ha manifestado en varias oportunidades, por ejemplo, que las retenciones al trigo y el maíz no sufrirán modificaciones e instó a los productores a aumentar la siembra de dichos cultivos que son tan necesarios para la rotación, el cuidado del suelo y el medio ambiente y de una agricultura cada vez más sustentable. Claramente en el Gobierno hay un doble discurso, que no contribuye a una buena relación con el sector más dinamizador de la economía.

 

Fuente: www.infobae.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *