Biocombustibles: El oficialismo y “aliados” aprobaron en Diputados el retrogrado nuevo proyecto de ley

Como se había alertado, el bloque oficialista que comanda Máximo Kirchner. junto con las bancadas “aliadas”, dieron media sanción al proyecto de nueva Ley de Biocombustibles, que consuma un rotundo retroceso al régimen que venía regulando el desarrollo de la producción nacional de bioetanol y biodiesel.

Después de haber consumado otro desatino –el rechazo de la propuesta opositora de abrir la posibilidad de la compra de vacunas Pfizer para los adolescentes con discapacidades o enfermedades con morbilidades- el mismo grupo mayoritario aprobó que se recorte a la mitad el corte actualmente vigente con biodiesel o bioetanol de naftas y gasoil, respectivamente.

El “nuevo” régimen deja afuera de la reducción al bioetanol origen caña de azúcar, producto de los “acuerdos” con la fracción peronista-kirchnerista que gobierna Tucumán y, también, con algunos diputados de Juntos por el Cambio.

Exocet en la línea de flotación

La ley con media sanción establece para el gasoil un corte de biodiésel de soja del 5% (hoy es del 10%). Las naftas, en tanto, deberán mezclarse con un 12% de bioetanol aunque se autoriza una reducción a 9%, quitando un 3% al bioetanol base maíz.

Ese retroceso, se traducirá en el cierre de decenas de empresas que inviertieron para crear en algo más de una década, al que se había constituído en un pujante sector agroindustrial. Con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo, caída de exportaciones y mayores importaciones de combustibles fósiles.

Para la provincia de Córdoba significa un tiro en la línea de flotación de la industria.

El rostro anticipado del futuro

Este uso de la “mayoría” preanuncia de lo que el kirchnerismo será capaz de hacer con el país, si gana las elecciones legislativas de noviembre, en particular en la provincia de Buenos Aires.

El proyecto K –que fue originalmente impulsado por la dupla Máximo Kirchner-fue sancionado por 135 votos a favor, 110 en contra y 2 abstenciones. Ahora será girado al Senado, cámara en la que por el dominio que ejerce Cristina Fernández, se descuenta que será aprobado rápidamente.

Diputados del bloque Hacemos por Córdoba –que responde al gobernador Juan Schiaretti- rechazaron el proyecto K: la provincia es en dónde los biocombustibles -en especial el bioetanol- alcanzaron un consistente desarrollo. En cambio, ese mismo bloque, votó junto al oficialismo el tema de Pfizer.

 

 

Fuente: Agroverdad

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *