Precios: en las carnicerías, el cerdo ya está cabeza a cabeza con el novillo

La suba en el precio de los cortes porcinos contrasta con los vacunos, que en los últimos meses se encuentran en una meseta.

En un escenario de elevada presión inflacionaria sobre los alimentos, en las últimas semanas el precio de los cortes porcinos empezó a igualar a los de carne vacuna. De acuerdo a estadísticas oficiales, la inflación de agosto cerró en 7%.

La evolución de estas dos carnes en los mostradores transitan caminos bien diferenciados. En agosto, y de acuerdo a la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra), los precios de los principales cortes vacunos registraron aumentos leves.

“Si bien ya no hubo bajas nominales como había ocurrido en julio, se mantuvieron lejos del comportamiento del nivel general del Índice de Precios al Consumidor”, destacaron desde la entidad presidida por Miguel Schiariti.

Cortes como el asadopaletanalga y carne picada aumentaron por debajo del 1%, mientras el cuadril subió un 1,7%. Por el lado del pollo, el incremento mensual llegó a 3,5%. Pero más allá de este freno a los precios, el consumo no logra repuntar y se mantiene sobre los 47 kilos por habitante

Juan Uccelli, titular de la consultora JLU, detalló cómo se comportó la carne porcina en los mostradores. “Hace un mes y medio, al subir el precio del cerdo, empezaron aumentar los cortes al público”, remarcó.

 

Uno de los principales factores para explicar estos aumentos es que una parte de la industria, ante la dificultad para acceder a dólares para la importación, se volcaron a comprar en el mercado local y se empezaron a convalidar valores más elevados.

De esta manera, en las pizarras de las carnicerías, los precios de los cortes porcinos “empataron” en muchos casos con los vacunos. “Hay comercios con asado a $800 y pechito de cerdo entre $750 y $900 y al ser más caros, la gente no los lleva”, sostuvo.

Hay comercios con asado a $800 y pechito de cerdo entre $750 y $900 y al ser más caros, la gente no los lleva”

CARNES VERSUS INFLACIÓN

Al extender el análisis de precios al último año, todos los cortes cárnicos relevados por Ciccra aumentaron por debajo de la inflación. Así, la paleta aumentó 60,3%; la nalga 61,4%; el cuadril 62%; el asado 63,2% y la carne pícada un 68,2%.

El precio del pollo también mostró un alza superior al de los cortes cárnicos, y en este período marco una suba de 91,5%.

 

Fuente: Infocampo

Digiqole ad

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.