Frigoríficos advierten que no llegan a implementar el “troceo” y que podría agravar la inflación del asado

Desde FIFRA señalaron que los créditos del Plan GanAr para adecuar las plantas están demorados y son insuficientes. Y que el mayor costo por las inversiones y en personal terminará redundando en un aumento de los precios.

La industria frigorífica vacuna volvió a reiterar sus objeciones a la implementación del nuevo sistema de comercialización de la carne que reemplazará a la histórica modalidad de la media res: el troceo en porciones de no más de 32 kilos.

Desde que el Gobierno impuso esta obligación, con el argumento de proteger la salud de los trabajadores que no pueden cargar pesos tan grandes sobre sus espaldas, los frigoríficos han planteado reparos de índole tanto sanitario como económico.

Según la última resolución publicada en marzo pasado, la implementación del troceo debería comenzar a partir del 1° de noviembre.

Pero Javier Peralta, secretario de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), explicó que si bien apoyan esta decisión, enfocados en el cuidado de la salud de los operarios, no todos los eslabones del negocio están preparados para su puesta en marcha.

CARNICERÍAS

“Las carnicerías no están listas para este sistema y será un factor que sumará presión en los mostradores”, sostuvo el directivo, en diálogo con Infocampo.

En un contexto de elevada inflación sobre el precio de los alimentos, la suba en los costos de producción puede aumentar aún más los valores que pagan los consumidores por el kilo de asado.

Además de este punto, el otro reclamo de la industria radica en que la medida se debe aplicar en simultáneo en todas las provincias, por cuestiones sanitarias. “Es para todos o ninguno”, señaló Peralta.

INVERSIONES
Por otro lado, sostuvo que las líneas crediticias para instalar la infraestructura que requiere el troceo vienen demoradas.

El secretario de FIFRA calculó que para poner en marcha la readecuación de los frigoríficos y comenzar a comercializar la carne bajo la nueva modalidad, la inversión mínima oscila entre los $ 150 y $ 180 millones.

“Las líneas crediticias del plan GanAr vienen demoradas y solo alcanzan a cubrir un 10% de los fondos necesarios”, sostuvo.

SIN PARO

En otro orden, y consultado por la postura de la entidad ante la medida de fuerza convocada por la Mesa de Enlace, señaló que no es una decisión tomada en conjunto con la industria, sino que fue pensada por las cuatro entidades gremiales del campo.

“Ese día (en referencia al 13 de julio) se faenará y se repartirá carne como todos los días”, expresó.

 

Fuente: Infocampo

Digiqole ad

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.