Naranjales, naranjos en el departamento de Salto.Campos de naranjas, frutas / FOTO C. RODRIGUEZ

Cítricos: Advierten sobre las duras condiciones de la reapertura de Europa

La semana pasada se anunció la reapertura del mercado europeo para los cítricos argentinos, luego de ocho meses bloqueo por la detección de mancha negra. Frente al nuevo panorama, el presidente de la Federación Argentina del Citrus (Federcitrus), José Carbonell, afirmó que en el sector empresario existe “una expectativa muy fuerte de ir desarrollando mercados” y auguró que este será “un año de consolidación” de los destinos que se abrieron durante 2020, como China.

En tanto, saludó la reapertura del Viejo Continente para los cítricos argentinos, aunque advirtió que los requisitos impuestos por la Unión Europea (UE) para reabrir su mercado son de “duro cumplimiento”.

“Hemos recuperado el mercado europeo, pero con una serie de requisitos e imposiciones que van a limitar un poco la exportación. Confiamos en el desarrollo de otros mercados”, afirmó Carbonell en una entrevista con la agencia Télam.

En ese sentido, explicó que este año “están inscriptas para exportar a la Unión Europea un 30% menos de superficie o unidades productivas que el promedio de los últimos años. Desde ya hay productores y exportadores de cítricos que han decidido no exportar, esto mucho antes de que se conocieran los requisitos”.

En cuanto a los requisitos, advirtió que “van a suponer aumento de los costos” porque implican inspecciones en campo, empaques y en puertos de origen.

Para el empresario, la parte “que resulta especialmente dura es que en el memento que fuera la detección de mancha negra u otra enfermedad cuarentenaria caen inmediatamente toda la fruta proveniente de esa unidad productiva y eso involucra a fruta que puede estar viajando en los barcos presta a llegar a destino”.

“Es una condición muy dura, muy riesgosa y cuya consecuencia económica puede ser muy grave”, enfatizó.

Yendo al fondo del problema, Carbonell detalló que el problema argentino en la Unión Europea, que deriva de mancha negra, es que esta enfermedad “a veces es indetectable al ojo humano o las máquinas clasificadores y desarrolla su latencia durante el viaje y recién aparece cuando llega a destino”.

“Es un tema que evidentemente está enarbolado por la citricultura española como una barrera para arancelaria porque Argentina y los demás exportadores del hemisferio sur tienen esta fungosis y a lo largo de tantos años de exportar jamás se transmitió por frutos (a su producción)”, aseguró.

El sector comenzará a hacer exámenes de PCR sobre los cítricos que van a España para evitar nuevos inconvenientes en la UE.

El sector comenzará a hacer exámenes de PCR sobre los cítricos que van a España para evitar nuevos inconvenientes en la UE.

Para evitar nuevos cierres, adelantó que el sector va a “tener otros recaudos en cuanto a requerir los exámenes de PCR, que es el único criterio válido para determinar la existencia de una enfermedad cuarentenaria”.

Tenemos una fuerte prevención con España. Si actuaron del modo que actuaron el año pasado, este año con un precio más bajo en el limón es de esperar que redoblen sus esfuerzos. Ya hay entidades que requirieron a Bruselas medidas más duras en caso de que haya detecciones para Argentina”, subrayó.

Pensando en el futuro, contó que “para preservar los volúmenes historicismos que representaba la Unión Europea” se están “empezando trámites con Cancillería para intentar generar un nuevo protocolo para que los países miembro se segmenten”, como en Estados Unidos, donde “había estados que recibían el limón, mientras que los estados productores no”.

Es decir, el objetivo de la actividad citrícola en la Unión Europea es separar a los países nórdicos, Bélgica o Alemania, que no tienen ninguna preocupación propia en ese tipo de enfermedades porque no tienen producción de cítricos.

Ante esta situación, la Argentina seguirá potenciando su trabajo en terceros mercados. “Hemos tenido en estos últimos años dos grandes aperturas, como Estados Unidos y China. También acaba de abrirse Vietnam, reabrirse Indonesia y estamos buscando la apertura del mercado chileno. Queda por desarrollar el mercado mexicano, el de India”, detalló Carbonell. Y confió: “Hay una expectativa muy fuerte de ir desarrollando otros mercados, pero cuesta mucho abrirlos y cuesta tiempo desarrollarlos. Creemos que este año va a ser de consolidación de los mercados que se abrieron el año pasado”.

Fuente: Infocampo

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *