INFORME INA.Se espera un trimestre de pocas precipitaciones

El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) publicó el informe mensual del Instituto Nacional del Agua (INA) con el escenario climático de los ríos que son parte de la Cuenca del Plata.

El resumen señala que en el litoral argentino, ríos Paraná y Uruguay se espera un trimestre con condiciones deficitarias de precipitación; mientras que la cuenca del río Paraguay se pronostica un trimestre con lluvias normales. Hay un 97% de probabilidad de que persista la fase negativa del ENOS (La Niña).

En cuanto a la hidrología, durante el trimestre de interés en el tramo compartido del río Paraguay persistirían las condiciones de bajante extraordinaria, muy por debajo del límite de aguas bajas, con tendencia ascendente leve.

Los niveles en el río Paraná en territorio argentino, incluyendo el Delta, se mantendrán oscilando en la franja de aguas bajas. Se prestará especial atención a los efectos de posibles repuntes de corto plazo, especialmente desde el río Iguazú.

En el río Uruguay se observarían niveles inferiores a los normales para el trimestre. No obstante, se prestará atención a posibles pulsos de crecida de corto plazo, de rápida reacción, especialmente en la cuenca media.

Las tendencias de precipitación para diciembre-enero-febrero 2020/21, según los resultados de diversos modelos de pronósticos del ENSO muestran condiciones La Niña para el próximo trimestre.

En el mes de noviembre se mantuvieron los patrones de lluvias en toda la cuenca del río Paraná, siendo un mes donde las lluvias fueron inferiores a la climatología de la región. Persisten por cuarto mes consecutivo las condiciones deficitarias en el litoral argentino.

En la cuenca del río Paraguay se observaron anomalías levemente positivas en el tramo medio-inferior margen derecho. Mientras que en el resto de la cuenca del río Paraguay las anomalías de lluvia se mantuvieron deficitarias, al igual que en la cuenca del río Uruguay. Finalmente la cuenca del Plata se caracterizó por ser un mes con condiciones de normal a seco.

Respecto a la evolución hidrológica actual y perspectiva en el embalse de Yacyretá, el caudal entrante durante la primera quincena evoluciono con oscilaciones en torno a 8.500 metros cúbicos por segundo. Durante la segunda se produjo un leve aumento, manteniéndose próximo a 9.000 metros cúbicos por segundo. El promedio 8.600 metros cúbicos por segundo  se encuentra 1.500 metros cúbicos por segundo inferior al del año anterior y esta aproximadamente 40% por debajo del promedio de noviembre de los últimos 25 años. Es probable que durante la primera quincena de diciembre permanezca en las mismas condiciones regulando en torno a 9.000 metros cúbicos por segundo.

La descarga se comportó de manera similar, el mínimo se observó el 9 de noviembre en torno a 7.800 metros cúbicos por segundo. El resto del mes se registró caudales en el rango de 8.500 metros cúbicos por segundo y 10.000 metros cúbicos por segundo. Finalizo el mes próximo a 9.500 metros cúbicos por segundo.

Se observa una disminución sensible ante la falta de lluvias en toda la cuenca de aporte. Se estima que continúe oscilando con una leve tendencia descendente por lo menos la primera quincena de diciembre.

Persiste la marcada situación de estiaje en los cursos que aportan al río Paraná, lo que no permite aliviar la persistencia de bajos caudales desde las altas cuencas. Los niveles se encuentran disminuidos en un 40% con respecto al año anterior. La tendencia climática regional indica que no se debe esperar una recuperación por lo menos hasta el 31 de enero. Durante el mes de Diciembre se espera un panorama similar.

En la sección de confluencia Paraná-Paraguay se mantuvo oscilante con una leve tendencia ascendente hasta el 22 de noviembre  que alcanzo el pico máximo en torno a 2,05 metros. Desde entonces mantiene oscilaciones, finalizo el mes con valores en torno a 2,00 metros. El promedio mensual se ubica en torno a 1,47 metro, esto es 1,70 metro por debajo de lo normal. De acuerdo a la perspectiva meteorológica no se espera un repunte significativo, es probable que aumente sensiblemente por un acotado pulso de recuperación, sin embargo retornará a niveles por debajo de los 2,00 metro.

El nivel en Corrientes hasta el día 20 de noviembre se mantuvo con acotadas oscilaciones en torno a 0,90 metros. Luego el nivel se incrementó de acuerdo a la presencia de precipitaciones, alcanzando cotas en torno a 1,30 metros los últimos días del mes. El promedio mensual fue de 1,02 metros, es decir 1,5 metros por debajo del nivel de aguas bajas y alrededor de 2,97 metros inferior al promedio mensual de noviembre de los últimos 25 años. Es probable que la primera mitad del mes entrante se observen oscilaciones en el rango 1,50 metros – 2,00 metros. No se espera un repunte significativo para el mes de Diciembre.

En la escala de Goya el nivel mantuvo oscilando hasta el 20 de noviembre, el máximo se presentó el 2 de noviembre con una cota de 1,30 metros y el mínimo se dio el 19 de noviembre  próximo a 1,17 metros. Luego comenzó a incrementarse gradualmente hasta terminar el mes con un nivel próximo a 1,70 metros. El promedio mensual de 1,32 metros se encuentra 2,74 metros por debajo del promedio mensual de octubre desde 1995.  El mes en curso se presentaría con ascenso hacia niveles del orden de 2,00 metros, por lo menos durante la primera quincena.

Los niveles en el río Paraná en territorio argentino, incluyendo el Delta, se mantendrán oscilando en la franja de aguas bajas en las próximas semanas. Se prestará especial atención a los efectos de posibles repuntes de corto plazo, especialmente desde el río Iguazú.

El río Uruguay presenta aguas por debajo de valor medio. Acotada recuperación durante primera y segunda semana del mes. Luego, perspectiva climática desfavorable. Durante el mes de noviembre la precipitación mensual en los distintos sectores de la cuenca  exhibió un patrón predominante anómalo negativo (por debajo del valor medio mensual).

En las secciones fluviales de San Javier, Santo Tomé y Paso de los Libres se registraron valores que han sido superados al menos el 98% de las ocasiones, durante el mismo mes y para la serie histórica 1971-2019 (valor de excedencia mensual). Asimismo, esta fuerte disminución del aporte a Salto Grande tuvo efectos significativos aguas abajo.

El escenario de diciembre se caracterizaría por una leve recuperación inicial, sobre todo en el tramo medio superior, posiblemente seguida por una disminución de los niveles hacia el rango de aguas medias-bajas o bajas.

Fuente: ICAA

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *