Incendios en el Delta: rurales de Entre Ríos en alerta por “el grado de desconocimiento de los funcionarios” de Ambiente

El Presidente de Farer (la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos), José Colombatto, fue claro en su diagnóstico sobre la situación de incendios en las islas del Delta del Paraná.

Destacó que no es culpa de los productores agropecuarios, sino por el contrario, remarcó que la ganadería se está retirando en los últimos años del lugar.

En ese punto, rebatió los dichos de los funcionarios del Ministerio de Ambiente de la Nación (tanto del ministro Juan Cabandié, como del vice Sergio Federovisky), quienes apuntaron directamente contra los productores.

Los incendios representan un peligro vial y medioambiental en la zona.

“Lo que más me preocupa es el grado de desconocimiento de los funcionarios, como el ministro Cabandié. Habla de la poca idoneidad que tienen para el cargo, y la irresponsabilidad total cuando están frente a un micrófono”, afirmó Colombatto en diálogo con La Red Rural (AM 910 Radio La Red).

Argumentó que hoy se considera que toda la zona de Islas tiene un 10% del stock bovino de la provincia y que la ganadería se fue retirando por las crecientes sucesivas que hubo en el Delta entrerriano. “El productor se acobardó y le cuesta volver”, refirió.

Además destacó que los incendios pudieron producirse por motivos como la bajante “extraordinaria” del Río Paraná, sumado a la sucesión de heladas, que justamente, al no haber ganado coopera para que crezca la cantidad de follaje y pasto, igual que la materia orgánica. “Eso ante cualquier foco ígneo se prende, más la seca y vientos que tenemos, se armó el combo perfecto para los incendios”.

Colombatto agregó que “no puedo aseverar su es intencional”, aunque contó que Prefectura detuvo a ocho personas, con material ígneo. “Está en manos de la Justicia. Un productor no haría quema de pasturas justo en este momento. Sabe que se auto flagela, y desaparece de la isla porque pierde todo”.

Marcó que las quemas, como prácticas ganaderas, si las hay son a la salida del invierno y con la llegada de lluvias, no en estos momentos. “Hoy esa práctica está totalmente descartada. Por eso duelen las declaraciones, porque no conocen la idiosincrasia del islero, que sería el último interesado en que la isla se prenda fuego de esta manera, porque vive ahí”, sostuvo.

Fuente: a24.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *