Altura del río: se agrava la situación y el acuerdo con Brasil tendrá bajo impacto

La altura del río Paraná no se recupera y se deberá esperar por lluvias en las principales cuencas.

En el Instituto Nacional del Agua (INA) explican que la bajante histórica del río Paraná tiene una particularidad: nunca se dio de manera tan generalizada (toda la Cuenca del Plata).

Esta bajante coincide con la cosecha y afecta seriamente, ya que los barcos que deben salir desde el Gran Rosario no pueden salir con la carga completa.

Juan Borús, subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del INA,negó que las represas hayan influenciado en esta bajante y agregó que de no haber embalses, la baja de los niveles hubiese sido mucho peor.

Argentina y Brasil acordaron un mecanismo de diálogo semanal, en relación a los ríos compartidos, para encontrar soluciones que atiendan a la sequía extraordinaria que afecta a toda la región”, señalaron desde Cancillería. Pero este acuerdo tendría un impacto bajo en el caudal actual.

“Pensar que la bajante tiene sus raíces en el mal funcionamiento de las presas de embalse es un error muy grosero que tenemos que empezar a desterrar. No podemos esperar ni que nos resuelvan el problema de la falta agua ni que se queden con la poca agua que existe”, destaca Borús.

Lluvias y altura del río

Es una situación que no se dio en este mes durante todo el siglo XX y que basicamente está relacionada con la falta de lluvias: “En el alto Paraná por tercer año consecutivo no tenemos la famosa crecida estacional del verano y además no llueve en la cuenca del Iguazú -que lleva varios meses sin crecida- y que generalmente nos asustaba que se inunde”.

La perspectiva que se tiene no es buena. Estamos en pleno otoño, tenemos una dotación hidraúlica no favorable y la metereológica nos está indicando que no vamos a tener lluvias, con lo cual la situación hoy por lo menos no se va a resolver”, dijo Borús al portal Misiones Online.

Lo que se debe seguir de cerca para lograr un mejor caudal en la parte del Gran Rosario del río Paraná es el pronóstico en los afluentes del río Paraná:

 – Cuenca alta en el sudeste de Brasil (Paranaíba, Grand, Tieté y Paranapaema)

 – Cuenca media en la zona este de Paraguay y sur de Brasil (Iguazú, Pilcomayo y Bermejo)

En la parte alta de la cuenca si llegara a llover en un volumen considerable el agua tarda un mes en llegar a la zona del Gran Rosario. Por otro lado, en la cuenca media se estiman 15 días.

“La previsión nos indica claramente la probabilidad de lluvias en la categoría inferior a lo normal en Sao Pablo, Paraná, Mato Grosso do Sur, sur de Goiás y centro sur de Mina Gerais“, destaca en un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario Jose Luis Aiello. La región de interés está comprendida principalmente por los estados Sao Pablo, Mina Gerais y Mato Grosso do Sur.  

“Es evidente que más allá de las recuperaciones que puedan darse de manera temporaria o transitoria por las recargas en diferentes puntos de la cuenca como es el caso del actual sistema frontal que tiene transito hacia el  noreste del país, la solución de fondo se posterga debido al pobre y casi nulo desempeño de las lluvias en la parte alta de la cuenca del Río Paraná”, alerta.

En las últimas semanas hubo una leve recuperación porque hubo viento sudeste en el rio de la plata y bajó el cause de salida. Con el viento norte se planchó otra vez. “Estamos en el peor de los mundos”, señalan desde los puertos.

Un informe hidrométrico del Instituto Nacional del Agua (INA) muestra que casi la totalidad de las estaciones de medición de la cuenca del Río de la Plata registraron lecturas inferiores al límite de aguas bajas.

El siguiente gráfico muestra las lecturas al 19/04/2020. Se detalla el nivel considerado como límite de aguas bajas y la diferencia entre estos dos valores, donde las diferencias negativas (lectura por debajo del límite de aguas bajas) se ha coloreado de rojo.

Como se puede apreciar, con las únicas excepciones de la estación Posadas sobre el Río Paraná y la estación Zárate en el Delta, todas las lecturas fueron inferiores al límite de aguas bajas. Se destacaron en gris las diferencias correspondientes a lecturas que se hallan 2m o más por debajo de dicho límite.

El valor más negativo corresponde a Puerto Iguazú, con una lectura de más de 4m por debajo del límite. Los puertos de Rosario y San Lorenzo se ubican a más de 1.5m por debajo del límite, con pronóstico de bajante al menos hasta el primero de mayo.

Fuente: Agrofy

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *