Viernes con poco volumen en Liniers

En el caso de los novillos se establecieron quebrantos en torno al 3 por ciento. En el contexto del consumo definido las sensaciones fueron contrapuestas, con pérdidas del 2 por ciento para el universo de las vaquillonas. Lo explica la ausencia de remesas especiales de marcas muy reconocidas, salvo excepciones muy puntuales.


En el caso de los novillos se establecieron quebrantos en torno al 3 por ciento. En el contexto del consumo definido las sensaciones fueron contrapuestas, con pérdidas del 2 por ciento para el universo de las vaquillonas. Lo explica la ausencia de remesas especiales de marcas muy reconocidas, salvo excepciones muy puntuales.


La otra cara la ofrecieron los novillitos. La firma Jáuregui Lorda vendió un lote mediano de Omar Garabaglia en $99. Con esa subasta estableció el techo comercial del año, mientras que los promedios para esta categoría subieron un 3 por ciento. Lo de mejor salida fue la vaca, cuya presencia cayó un tercio en relación al resto de la semana y con precios mejorados un 5 por ciento.

Fuente: Clarín Rural

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *