Entre Ríos, Misiones y Corrientes rechazan el Plan de Brucelosis del Senasa

Días atrás Entre Ríos había sentado su posición, y en las últimas horas se sumaron las provincias de Misiones y Corrientes.

Dirigentes rurales de Entre Ríos, Misiones y Corrientes se reunieron en los establecimientos de la Sociedad Rural de La Paz, para debatir de forma conjunta la Resolución Nº 77 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (), es decir el Plan Nacional de Control y Erradicación de  Bovina.

En ese marco los ruralistas evaluaron los pros y contras de la estrategia sanitaria del Senasa. Por el lado de los beneficios, todos los ganaderos consideraron que el organismo público está haciendo grandes esfuerzos para erradicar esta enfermedad, pero por el lado de los inconvenientes de la Resolución, encuentran una importante diferencia entre los sangrados que se deberían hacer y los que efectivamente se pueden hacer.

Para Claudio Álvarez Daneri, titular de la Fundación de Lucha Contra Fiebre Aftosa (FUCOFA) y representante de FARER, “Corrientes tienen 5 millones de cabezas, mientras que acá -por Entre Ríos- andamos en 4,5 millones de cabezas. Si aplicamos la Resolución del Senasa, la cantidad de vacas susceptibles a hacer dosaje de análisis de sangrado, es de 3,1 millones de cabezas para ellos y de 2,8 millones de cabezas para nosotros“.

“La cantidad de productores chicos que tenemos las dos provincias de menos de 200 cabezas es muy similar, y para el caso de Misiones, tiene rodeos aún más chicos. Esto genera que las tres provincias tengamos los mismos problemas, es decir, falta de instalaciones y logística que van a dificultar cumplir con el plan y la identificación individual de cada animal”, aclaró Álvarez Daneri.

En cuanto al estatus sanitario, tanto en positivo de individuos como en predios, Entre Ríos y Corrientes manejan datos similares que rondan el 0,05 % de individuos afectados a brucelosis y el 4% de predios.

El dirigente entrerriano concluyó que las tres provincias comparten la misma situación y el mismo problema: “Esto genera que se rechace esta Resolución por su imposibilidad de llevar a la práctica, por no tener buenos resultados, más allá de la fuerte erogación que va a representar para los productores”.

Fuente: Infocampo

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *