El Gobierno no autoriza a los frigoríficos la compra directa de test y denuncian que se hace difícil aumentar los controles

Para no frenar la producción, los establecimientos piden incrementar los testeos, pero les piden hasta 10 veces más de su valor ofrecido en laboratorios.

La Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) emitió un informe sobre la situación que atraviesa el sector en este contexto de pandemia. La demanda se mantiene estable, pero se mantiene latente la amenaza de interrupciones en la cadena por coronavirus. 

Ante esta situación, los frigoríficos plantearon aumentar los testeos a los trabajadores para no frenar la producción. Además, se suman las denuncias de China por la presencia del virus en los empaques que se enviaron desde Argentina.

La entidad sostiene que el mejor método de prevención es la realización de testeos. “Se intentó acordar con laboratorios de provisión de test rápidos a un bajo costo y asegurando la intervención para su realización de profesionales de la salud a los efectos de proteger de los trabajadores y asegurar la continuidad de la producción; pero los intereses de unos pocos hicieron que esto no sea posible su instrumentación y la falta de una respuesta contundente del ministerio de Salud hacen que esa solución no sea posible”, explicó el presidente de FIFRA, Daniel Urcía.

Ante la falta de respuesta de las autoridades sanitarias, los frigoríficos denunciaron que el test se debe pagar hasta 10 veces más de lo que se pagaría en la compra directa. “Esto implica que en lugar de hacer testeos semanales se deben hacer a un ritmo muy inferior y por ende la detección a tiempo también se ve dificultada”, argumentaron desde FIFRA. 

Por otra parte, la entidad pidió señales del Gobierno para alentar las inversiones como la baja en los derechos de exportación a la carne, su quita para la venta al extranjero de cueros crudos, correcciones en la aplicación del IVA y la autorización de test rápidos para costos más bajos. Cabe destacar que esta semana, el Presidente junto a frigoríficos exportadores anunciaron una inversión millonaria y la posibilidad de lanzar cortes populares para fin de año.

En lo que respecta a faena, las mismas siguen a buen ritmo, tanto la de bovinos como la de porcinos. Desde FIFRA señalaron que el buen nivel de abastecimiento de carne al mercado interno es bueno y la exportación significan buenas noticias para el sector y para la economía nacional. 

“En los primeros 9 meses del año la faena de vacunos acumula 10,5 millones y la de porcinos 5,23 millones de cabezas. Eso permite proyectar para todo el año una faena vacuna de más de 14 millones y de casi 7 millones de porcinos”, destacaron desde la entidad. “Esto ayuda y sostiene los mayores costos internos y la pérdida de valor de subproductos, pero no genera expectativas de inversiones”, aseguró Urcía. 

Por último, los frigoríficos señalaron que el mercado interno está muy bien abastecido, en volumen suficiente de carne bovina, porcina y aviar, superando el consumo per cápita los 115 kg/habitante/año (52 de carne vacuna, 48 de carne aviar y 17 de carne porcina). 

Fuente: Agrofy News

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *