El consumo per cápita de carne vacuna habría descendido a 50,4 kg/año

El consumo per cápita de carne vacuna habría descendido a 50,4 kg/año en enero de 2020, tomando el promedio móvil de los últimos doce meses, de acuerdo al informe para el mes elaborado por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina.

La faena total alcanzó un nivel de 1,17 millones de cabezas de hacienda vacuna en enero de 2020. En relación a diciembre de 2019 se observó una caída de 6,4%. En tanto, al comparar con enero de 2019, la faena resultó 3,3% superior.

El nivel de faena de este enero fue superado por los eneros del trienio 2007-2009 (período en que se registró la peor fase contractiva del ciclo ganadero de las últimas décadas).

La participación de las hembras en la faena total se mantuvo en un nivel elevado (46,6%, guarismo superior al techo del rango consistente con el sostenimiento del rodeo vacuno), pero quedó un punto porcentual por debajo del registro alcanzado en enero de 2019.

Al mercado interno se habrían enviado 187,8 mil tn r/c/h de carne vacuna en el primer mes del año. En la comparación interanual esto habría arrojado una caída de 16,6 mil tn r/c/h (-8,1% anual). La absorción del mercado interno habría representado 72,2% del total producido en enero de 2020 (-7,9 puntos porcentuales en relación a enero de 2019), el valor más bajo de los últimos 25 eneros por lo menos.

En tanto, al suponer que la performance exportadora de los últimos meses continuó durante el arranque del año, con un volumen de 72,3 mil tn r/c/h se habría registrado un crecimiento de 42,8% interanual. En línea con lo expuesto, el consumo (aparente) per cápita de carne vacuna habría descendido a 50,4 kg/año en enero de 2020, tomando el promedio móvil de los últimos doce meses.

De acuerdo a la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, a pesar de que las exportaciones del año 2019 han sido las más importantes de los últimos 30 años, el futuro inmediato no parece ser prometedor debido a dos causas principales, una de origen local y otra
de origen externo.

La primera causa está en la falta de novillos pesados y muy probablemente en la falta de 300 mil terneros (estimado), debido al fuerte aumento de la faena de hembras registrado durante el año pasado (se faenaron 621mil hembras más que en 2018).

La segunda causa es externa, generada en China y por dos motivos. Por un lado, a causa del fuerte recorte del crédito impulsado por el gobierno de ese país frente a la burbuja especulativa de precios, se generó una caída de 30% a 40% sobre los precios de compra paga dos hasta septiembre.

Por el otro lado, la aparición del coronavirus agiganta los problemas que ya existían con las exportaciones a China, producto de la cuarentena impuesta por las autoridades sanitarias de ese país, que genera fuertes complicaciones en la logística portuaria ante la falta de personal en los puertos que descargue los contenedores.

“No contamos con información confiable respecto de la magnitud del problema de salud pública y no hay datos que nos permitan saber si las ventas de carne durante el año nuevo chino aumentaron como era de esperar en esa época del año. Si la cuarentena se ha cumplido – evitando el traslado de personas y demás
medidas restrictivas – es lógico suponer que no ha habido la demanda esperada y, por lo tanto, los pedidos desde ese país disminuirán fuertemente, hasta tanto puedan colocar los stocks existentes”, señaló la Cámara.

Las estadísticas oficiales señalaron que en el último mes de 2019 se exportaron 61 mil toneladas peso producto (tn pp) de carne vacuna, es decir 55,6% más que en el cierre de 2018. Y medidas en toneladas res con hueso (tn r/c/h), equivalieron a 89,14 mil toneladas. De esta forma, por otra parte, se completó el mejor año de la historia sectorial en materia de exportaciones.  

Fuente: Momarandu.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *