Las recomendaciones para tomar mate en plena pandemia

En plena pandemia, el mate puede ser una vía de contagio del coronavirus, por lo que es indispensable tomar recaudos a la hora de utilizar la bebida predilecta de los argentinos. El Instituto Nacional de la Yerba Mate armó consejos para seguir y así minimizar los riesgos de transmisión de la enfermedad.

1. Tomar mate de manera individual.

2. Limpiar el mate después de cada uso. En el caso de que sea de calabaza o madera se debe higienizar con agua caliente y secar con un papel de cocina o repasador para evitar el crecimiento de hongos. En el caso de que el material sea vidrio, cerámica, metal o silicona, se lava con abundante agua potable.

3. La bombilla debe higienizarse luego de uso y al menos una vez al mes se debe realizar una limpieza más profunda sumergiéndola en agua hirviendo y dos cucharadas de bicarbonato de sodio durante 25 minutos. Se retira, se deja secar y en caso de haber quedado restos sólidos, fregar con un cepillo.

4. Los termos forrados en materiales porosos dificultan la limpieza y desinfección, o pueden deteriorarse en estos procesos. Los cepillos limpiavasos son muy útiles para eliminar restos sólidos dentro del termo.

Evitar los contagios en la producción de la yerba

En el marco de la situación de emergencia sanitaria, el INYM invirtió más $ 14 millones en el cuidado del personal involucrados en la cadena de producción de yerba mate para cumplir con los protocolos de higiene y seguridad emitidos por el Ministerio de Salud de la Nación y provinciales. Parte de eso se destinó a una gran campaña de comunicación orientada a informar sobre los cuidados que debe tener el consumidor a la hora de tomarlo.

El instituto trabajó sobre dos ejes. En primer lugar, hacia el consumidor: se lanzó la campaña “Tomá mate, tomá precauciones”, en donde, a través de un cuadernillo con una serie de recomendaciones, hace especial hincapié en tomarlo de manera individual y en tener en cuenta ciertas pautas para la higiene correcta de los utensilios.

Pero, además, hacia el interior de la cadena productiva, el INYM reforzó la aplicación del protocolo de seguridad e higiene emitido por el Ministerio de Salud de la Nación y provinciales y entregará a los productores y prestadores de servicios, kits sanitarios para que sus trabajadores puedan desempeñar sus tareas con su debida distancia social sin correr ningún riesgo. También adquirió dos ambulancias con el objetivo de colaborar con el gobierno de las provincias de Misiones y Corrientes, los dos distritos principales para la plantación de la yerba.

Fuente: El Economista

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *