Golpes climáticos: una encuesta a productores revela el impacto de la sequía, los incendios y las heladas

Un 60% de las empresas agropecuarias se vio afectada por la falta de agua.

La última encuesta SEA (Sistema de Encuesta Agropecuaria) de CREA, realizada durante el pasado mes de noviembre en base a una muestra representativa de 1317 empresarios consultados, mostró que más de un 60% de los establecimientos experimentó en 2020 daños productivos por sequía en cultivos de invierno, mientras que otro 38% registró perjuicios a causa de heladas intensas.

El Movimiento CREA está conformado por más de 2.000 empresas agropecuarias que se proponen mejorar los resultados de sus organizaciones a través del intercambio de ideas y experiencias.

El relevamiento de SEA muestra que, debido a las adversidades climáticas, los rendimientos logrados o proyectados de trigo y cebada en el norte argentino, norte de la región pampeana y zona semiárida fueron o serán sustancialmente inferiores a los planificados inicialmente, mientras que en el sur de la zona pampeana se prevé una cosecha acorde a la esperada.

Por otra parte, un 10% de las empresas CREA resultaron afectadas en el último año por incendios. Los mayores incidentes ocurrieron en las regiones del NOA, NEA, Chaco Santiagueño, Norte de Santa Fe y Córdoba Norte.

Un 40% de los empresarios que registraron incendios reportaron daños en campos naturales, mientras que un 28% aseguró que perjudicó cultivos o pasturas, un 11% a componentes de la infraestructura del establecimiento y un 7% a bolsones con granos.

En cuanto a las empresas ganaderas, además de resultar afectadas por restricciones hídricas en la mayor parte del territorio, también fueron perjudicadas por anegamientos –provocados por temporales intensos– en sectores del sur de la región pampeana.

Frente a tales eventos, más de la mitad de los empresarios pecuarios procedieron a realizar destetes anticipados, mientras que en muchas situaciones fue necesario suplementar a rodeos de cría con recursos adicionales a causa del recorte de la oferta de forraje provocado por golpes climáticos.

En las regiones CREA NOA, Córdoba Norte, Chaco Santiagueño, Litoral Norte, Litoral Sur, Norte y Centro de Santa Fe la mayor parte de los productores consultados informaron que, debido a la sequía, la condición del rodeo al momento del servicio era regular a mala.

En lo que respecta a las empresas lecheras CREA, un 55% de los tamberos consultados afirmó haber registrado inconvenientes productivos por sequía en el último cuatrimestre que afectaron la siembra prevista de cultivos de verano y la productividad del rodeo lechero.

Expectativas

Un 72% de los consultados dijo que considera que la situación económica del país se encuentra peor hoy respecto de un año atrás, mientras que un 55% estima que las condiciones macroeconómicas podrían empeorar dentro de un año.

En lo que respecta a la evaluación de la situación económica y financiera de la propia empresa, un 35% de los encuestados aseguró que se encuentra mejor que un año atrás, mientras que un 41% dijo estar igual y un 24% peor. En cuanto a las expectativas para dentro de un año, un 45% consideró que estará igual, un 36% peor y un 19% mejor.

El cultivo que en el ciclo 2020/21 tendrá mayor crecimiento en la rotación agrícola será el girasol (+49% respecto de la intención de siembra relevada un año atrás), seguido por el maíz tardío (+16%), al tiempo que el área de maíz temprano decrecerá un 17% y la superficie de soja un 5%. Tales cambios pueden responder en parte a las condiciones climáticas tanto presentes como previstas. De todas maneras, el maíz –en todas sus variantes– sigue ocupando casi un tercio del área de siembra proyectada.

Los planes de retención en los rodeos de cría bovina son muy variables según la situación ambiental y financiera presente en las distintas empresas de las diferentes regiones pecuarias CREA. Sin embargo, es evidente que, en términos promedio, la magnitud de las intenciones de retenciones de vientres viene decreciendo en el último lustro.

Los empresarios tamberos consultados proyectan una variación promedio de la producción de leche del 4,1% para los próximos cuatro meses –nivel superior al esperado en el bienio anterior–, mientras que para el próximo año la expectativa es de un aumento medio del 5,3% tanto por incremento de vacas en ordeñe como de aumentos en la producción individual del rodeo. 

Fuente: Agrofy

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *